1 septiembre, 2021 Martanieto29

Ahora a casi un mes de regresar a España, creo que puedo decir que ya soy «Marca Liotru» (como diría un buen catanés; marca del elefante que representa a Catania). Me siento integrada en esta ciudad, que como al principio me pareció horrible, sin ley y bastante poco cuidada; hoy digo que estoy enamorada de ella, de su gente, su estilo de vida, sus comidas y hasta su vida sin ley; porque aunque esté en Italia un país europeo, y no se podría considerar como tal, me parece increíble.

Desde la última entrada que hice; he conocido a la gente al 99%, tienen un estilo de vida bastante libre, donde su prioridad no es tener un buen sueldo, un buen trabajo, o una buena familia; aquí para los cataneses lo importante es disfrutar de ellos mimos y su gente y nada mas.

Tuve la mala experiencia de sufrir un robo, pero exceptuando ese tipo de gente; el resto de cataneses son maravillosos, que te ofrecen incluso lo que no tienen y mas. Es verdad que la intensidad seria su mejor palabra para describirles, pero esto crea un vínculo, amistad y gran aprecio entre sus gentes

En cuanto al tema COVID-19 me resultó bastante extraño, ya que es un país que ha estado bastante mal, y que tienen bastantes medidas de seguridad, pero sin embargo ni la propias fuerzas de seguridad (polizia, carabinieri, guarda di finanza, militares, etc…) hacen caso. Yo por suerte, he podido tener la experiencia como si el Covid no existiera, podíamos viajar y conocer lugares sin problema, y bueno a pesar de haber tenido algun tiempo, tiendas, y lugares de ocio cerrados, ha sido una experiencia nueva, increíble y que también ha dado lugar a hacer planes más familiares y conocernos más entre nosotros los erasmus.

En cuanto a comidas podemos encontrar las Tavolas caldas, unos dulces salados, que nos pueden recordar a las napolitanas de jamon york y queso; o los arancini; la carne de cavallo, involtinis o los cannolis; pero realmente aquí manda el Pistaccio; lo puedes encontrar en todas las comidas, desde pasta, helados, dulces, o salados y hasta en bebidas. Me contaron que en Catania existe una gran cultivación de Pistacho y que es la segunda mejor del mundo; de ahí a esa afición por él.

Aquí algunas fotos de involitinis, carne de cavallo, dulces sicilianos, verduras típicas, las famosas pastas al ragu y al pistaccio.

Aquí os muestro unas pocas fotos de mis lugares favoritos de Catania: El puerto, el Duomo, el Castello Ursino, y algunos de los mejores bares y calles llenas de luces, y decoraciones.

En el siguiente blog, os hablo de las recomendaciones para un Erasmus y los viajes. Ci vediamo!