1 septiembre, 2021 Martanieto29

Catania, como ya os cuento en los anteriores blogs, es un poco ilegal; por tanto os voy a contar algunas recomendaciones que a mi me han servido, o he ido aprendiendo.

Para empezar, me iría con el piso buscado de antemano; y bien aclarado con el casero, si puede ser con contrato mejor (pero lo suelen hacer pocas veces, ya que te hace falta el Codice Fiscale) De todas maneras, si vas sin contrato, aclaralo todo bien antes, mira que no sea un Airbnb, ya que se aprovechan de precios y además pueden meterte a desconocidos; y los lugares mejores ubicados para Catania, son cerca del Puerto, por Villa Bellini y por el Castello Ursino. Los precios suelen estar rondando los 250 al mes. En cuanto a residencias escolares no conocí ninguna.

Una vez llegado al aeropuerto de Catania; te recomiendo coger el ALIBUS, que son 4 euros; ya que los taxis suelen aprovecharse.

Los mejores sitios para comprar son el Penny, el Deco y el mercado de la ciudad; ya que son los más céntricos y bastante bien de precios.

Y para viajar por Sicilia, puedes moverte por tren, pero por mi experiencia; nos salía bastante mejor el alquiler de coches y así mas comodidad y flexibilidad. Hablando de Sicilia, los mejores sitios para visitar son Agrigento, Scala di Turchi, Siracusa, Taormina, Noto, Palermo, el Etna, Marsala, Trapani, Cefalú, y muchos rinconcitos más, aunque yo me acabe enamorando de Acicastello (Catania)

Muchos otros viajes que suelen salir bien desde Catania, y que hicimos nuestro grupo Erasmus o que por lo menos lo pensamos fueron los siguientes: De italia puedes ver todo el norte de Italia, como Dolomiti, o los más conocidos como Milán, Florencia, Roma, Pisa, Bolonia, Venecia (si pasas por esta, debes visitar algunas de sus islas como Murano o Burano); o Nápoles, Bari y la costa Amalfitana, Cinque Terre; o si quieres viajar a diferentes sitios, como Atenas, Turquia, Malta o Croacia; todo bastante cerca.

Con los Erasmus hemos creado en tan pocos meses una familia, del no poder vernos en 2 días y sentir esa falta; ya que estamos todos los días juntos; aprovechamos la semana para estudiar y los findes para conocer sitios de la ciudad, o de la isla; y a veces hasta de la península; pero aún así todos los días teníamos algo nuevo que hacer, como salir a tomar un helado, una granita; cenas de mesas de casi 50 personas, estar por Ostello y Castello con nuestra música, bajar a la playa o simplemente ir a ver el atardecer al puerto.

Aquí os muestro algunas de las fotos de mi experiencia INOLVIDABLE Y ÚNICA

Sin duda, lo recomiendo muchísimo, es una experiencia que literalmente te cambia la vida, y la manera de verla y te hace madurar y crecer muchísimo como persona. Si tuviera que ponerle una pega al Erasmus, sería «el decir Adiós», el no querer despedirte ni de sus gentes, ni de esa ciudad, y mucho menos de esa increíble experiencia.

Es la experiencia y etapa más bonita que he pasado en mi vida, de no parar de llorar de emociones y felicidad, de descubrir mundo pero sobre todo de descubrirte a ti mismo.

Gracias a la Escuela de Arte Mateo Inurria, a la Accademia di Belli Arti, a Catania, y a los que han compartido esta experiencia, los Erasmus y cataneses que se convirtieron en FAMILIA.